El vino es una de las bebidas más antiguas que existen. A lo largo de la historia diferentes pueblos y civilizaciones lo han consumido y les ha acompañado en los momentos más importantes.

En esta zona en particular está demostrado el consumo de vino desde hace unos 3.000 años. En esa época la Ribera del Duero estaba ocupada por los Vacceos, un pueblo prerromano originario del norte de Europa. Durante su ocupación fundaron varias ciudades como la cercana Pintia, situada entre Peñafiel, Pesquera de Duero y Quintanilla de Arriba.

Durante la excavación de la necrópolis de Pintia aparecieron unas copas similares a las que podemos ver en esta zona del museo. Estas copas certifican el consumo de vino antes de ocupación romana ya que contenían restos del líquido. También podemos ver a la derecha una réplica de la estela funeraria de Attio, personaje de gran prestigio y miembro del Consejo de Ancianos de la ciudad de Pintia y que da nombre a nuestro vino de autor Atio.

A través de un breve video le mostramos la historia de un comerciante de vino que va a la ciudad de Pintia a vender y se encuentra con que Attio está agonizando.